Warning: Creating default object from empty value in /nfs/c01/h07/mnt/13809/domains/chiguiroextremo.com/html/wp-content/themes/viewport/framework/zilla-theme-functions.php on line 141
Video y Fotos : Travesías Enduro por Colombia – Costa Caribe | Chiguiro Extremo

Video y Fotos : Travesías Enduro por Colombia – Costa Caribe

Agradecimientos especiales.

Edgar Ramirez, Pelikanos, Sholi Payares y sus amigos, Lucas y Juan Pablo de Caribbean Outdoors.

Ésta nueva aventura inicia en la ciudad de Barranquilla, en un sitio increíble llamado Pelicanos. Fue sorprendente encontrarnos este lugar dentro de la ciudad, un contraste de lo urbano y natural,  este es un lote mantenido por un grupo de personas igual o más apasionadas que nosotros por la bicicleta,  este terreno ha sido adecuado por varios años, abriendo senderos, haciendo nuevos caminos y de verdad les ha quedado súper bien. En unas dos horas de montada recorrimos unos quince kilómetros, por senderos rápidos, técnicos, con diferentes dificultades, ascensos cortos y muy empinados,  descensos rápidos, con un contraste del verde del bosque y lo árido del piso, lo cual hacía mucho más técnico el manejo, exigiendo  nuestro físico y bicicletas a fondo. En pelicanos cada curva, subida, descenso tiene su nombre en particular, es tanta la pasión que un sector de la pista el cual no se podía rodar ya que la acumulación de  arena no lo permitía fue entapetado facilitando su rodaje. Hasta estadero para tomar un descanso y parquear bicicletas tiene el sitio. Éste es el estadero de las historias, para compartir y contar experiencias en bici, disfrutar entre amigos de la buena vida del mountain bike. Fue increíble encontrar este lugar, no nos imaginamos que en Barranquilla  tuvieran un lugar tan bueno, en donde se podría hacer un excelente bike park .

Santa Marta.

Esta nueva aventura arrancó en Barranquilla, 6am tomamos el carro montamos las Specialized Enduro  y salimos  vía Santa Marta. Un viaje muy agradable, viendo los manglares y a la orilla del mar. Después de unas dos horas de viaje llegamos a Santa Marta, en donde nos encontraríamos con Choli Payares y dos amigos más. Antes de empezar la pedaleada  desayunamos  con típica arepa de huevo, luego tomamos la vía hacia Minca,  fueron unos 8 kilómetros aproximadamente  por pavimento,  el  calor y la humedad no se hicieron  esperar, llegamos a un caserío, en donde podríamos seguir pedaleando por la vía principal o tomar un camino, decidimos tomar el camino y continuar pedaleando, paso tras paso el camino se tornaba  mas empinado,  con diferentes tipos de terreno, roca suelta, tierra amarilla  y un impresionante calor. Yo tenía mis pulsaciones  casi al 100 %  a punto de que me diera la palida, Andrés y los locales que nos estaban acompañando estaban más fuertes  y estaban adelante,   luego de unas largas horas de pedaleo, muchas calorías quemadas llegamos a Minca. Un  corregimiento enclavado  en las estribaciones de la Sierra. Después de recargar energías  nos llevaron a un sitio espectacular, un rio de agua cristalina y helada donde tomamos un baño magnifico, lo cual  nos ayudo a bajar la temperatura para seguir el recorrido. Luego de haber subido todo el día, llegaba la hora del descenso, no sabíamos con que nos  íbamos a encontrar, empezamos por una  pequeña carretera algo acabada,  la cual rápidamente se convirtió en un camino rápido, con  muchas  curvas, tierra suelta y mucha emoción. Poder seguir a Andrés (Payaso) ver como derrapaba, como pasaba los sectores de roca en su bicicleta Specialized Enduro 29 fue muy emocionante. Después de una media hora de camino, entramos a una carretera muy amplia y de tierra suelta, en donde íbamos a fondo, disfrutando al máximo y tratando de pasarnos el uno al otro.  Después de terminar el descenso conectamos de nuevo la vía  de Minca,  llegamos a santa marta y recorrimos  sus calles hasta terminar en la orilla del mar .

Tercer y último día de travesía  Cartagena.

Esta era nuestra última experiencia en la costa norte de Colombia. Andrés (payaso) y yo (chigüiro) cogimos nuestras bicicletas Specialized Enduro, nuestras gafas oakley  y de mas accesorios y nos fuimos para el laguito, en donde  tomamos una lancha  la cual en 10 minutos nos dejó en tierra bomba, nos bajamos un poco desorientados, decidimos tomar hacia la derecha, por un pequeño sendero, estábamos sorprendidos de pedalear  a la orilla del mar con una magnifica brisa. Hicimos un per de fotos, seguimos pedaleando hasta que llegamos a un sitio que se acababa el camino y no pudimos seguir. Llamamos a  Lucas de Caribbean Outdoors el cual nos dio algunas indicaciones por teléfono y cambiamos el rumbo. Después de un rato de pedalear, llegamos a una de las partes más altas de la isla, la cual tenía una vista extraordinaria, cuando íbamos a retomar el camino, me di cuenta que estaba pinchado,  lo cual valió la pena para seguir disfrutando un rato mas del paisaje, saque mis palancas, el inflador y un neumático nuevo el cual cambié para poder seguir el recorrido.  Arrancamos de nuevo, entre caseríos de la isla,  lo cual fue agradable porque la gente nos recibía bien con su sonrisa  característica. Empezamos a pedalear entre senderos, demarcados `por el paso de la gente, el mono (Andrés) apretó el paso y me fue dejando atrás. Después de más o menos una hora de pedalear llegamos al otro extremo de la isla y nos encontramos con los vestigios  españoles  el primero fue el fuerte  de San Fernando, el cual era usado por los españoles para detener a los barcos enemigos antes de que entraran a Cartagena. Al frente de éste en otra isla se encontraba el fuerte de San José. Después de una excelente sesión de fotos nos fuimos para la playa, a tomar un descanso y un buen baño en las aguas cálidas del mar Caribe. Al frente nuestro pasó un inmenso crucero  y un gran buque de carga lo cual fue chévere verlo. Antes de que finalizara la tarde cruzamos de nuevo la isla, al llegar al otro extremo nos encontramos con un grupo de niños, los cuales se acercaron a nuestras bicicletas y nos regalaron unos lindos momentos para hacer fotos. Luego  volvimos a tomar la lancha de vuelta a Cartagena y de esta manera terminar nuestra magnifica travesía por la Costa Caribe.

 

Sentir la brisa, el calor abrazador,  el cariño de la gente es incomparable y todo esto en  bicicleta.